Bullying o Acoso Escolar

¿Qué es el acoso escolar y qué consecuencias tiene en los niños o adolescentes que lo sufren?

El acoso escolar o el «bullying» es un tipo de violencia física, verbal, psicológica o social, que se da entre niños y adolescentes en el contexto escolar (y que mediante las redes sociales trasciende de él) de manera continuada, y en la que el menor se siente amedrentado por la superioridad física, en número o psicológica del acosador o acosadores.

Habitualmente la víctima tiene miedo de expresar lo ocurrido y en ocasiones, los padres y profesores no son capaces de detectarlo, por lo que hay que permanecer alerta a los posibles indicios.

¿Cómo puedo detectar si mi hijo/a está implicado en conductas de acoso?

Es importante tanto la prevención como la detección temprana del acoso escolar, ya que las víctimas sufren graves consecuencias, tales como, baja autoestima, retraimiento, depresión, aislamiento, ansiedad, cambios de humor, bajo rendimiento académico o fracaso escolar, y en los casos más extremos, pensamientos o intentos suicidas.

El agresor puede manifestar agresividad, intolerancia, impulsividad, violencia en otros ámbitos, irritabilidad, bajo rendimiento académico y problemas de adaptación.

¿Cómo detectar si mi hijo/a está inmerso en una situación de bullying?

Las personas que han sufrido o sufren acoso escolar manifiestan:

  • Aspecto triste, deprimido o irritable
  • Miedo a asistir a clase
  • Bajo rendimiento académico
  • Problemas para conciliar el sueño
  • Dolores de estómago, de cabeza, náuseas, vómitos, etc.
  • Llorar frecuentemente

En el caso de los agresores, hay que prestar atención si tu hijo se comporta de forma agresiva frecuentemente para conseguir lo que quiere, o insulta y menosprecia a los más débiles.

Es frecuente en menores que sufren acoso en el colegio que se comporten como agresores en otros ámbitos, como puede ser en casa con los hermanos menores.

¿Qué podemos hacer?

En Isabel Moya Psicólogos ofrecemos Asesoramiento, Orientación y Atención Especializada a los menores y a las familias afectadas para ayudar tanto a la víctima a recuperar su vida, como al agresor, para prevenir estos comportamientos en un futuro. Así mismo, se coordina una intervención con el centro escolar siempre que sea posible.

Pide Tu Primera Consulta Gratuita

* Campos obligatorios.